El censo de la Vía Láctea toma forma

25-04-2018

La misión Gaia, liderada por la Agencia Espacial Europea (ESA), ha publicado este miércoles 25 de abril el segundo lanzamiento de su catálogo de datos.

El nuevo catálogo recopila las observaciones llevadas a cabo durante 22 meses, en el período que va desde el 25 de julio de 2014 al 23 de mayo de 2016. Con esta publicación, los astrónomos tienen en sus manos un recurso astrométrico extraordinario, y es que les permite disponer de las posiciones y brillantez de aproximadamente 1.700 millones de estrellas de la Vía Láctea.

Esta segunda cartografía contiene mucha más información respecto al primer lanzamiento el septiembre de 2016, después de 14 meses en órbita. Entre otros, el segundo lanzamiento incluye los colores de más de 1.300 millones de estrellas, las velocidades radiales de unos siete millones de estrellas y las posiciones de más de 14.000 objetos del sistema solar, principalmente asteroides.

La puerta de entrada al catálogo se hace a través del Archivo de la misión Gaia, a través del cual se accede a diferentes herramientas de visualización. El archivo permite también la consulta de coincidencias cruzadas con otros grandes catálogos y de documentación completa para explorar las colecciones de datos.


¿Cómo participa el CSUC?
 

Los datos que recopila el satélite Gaia son procesadas y analizadas en el Centro de Astronomía Espacial Europeo (ESAC), en Madrid. Ahora bien, cuando es necesario introducir cambios en este software de procesamiento de datos, las pruebas se realizan en otra infraestructura. Es aquí donde interviene el CSUC, y es que el Consorcio provee a la misión Gaia de una infraestructura de pruebas a través de la cual se hacen los tests del software de procesamiento de datos de la misión.

El CSUC ofrece también un clúster de Hadoop para hacer minería de los datos procesados y extraer información.


¿Qué es Gaia?
 

El objetivo de la misión es cartografiar la Vía Láctea para obtener el mapa de estrellas más preciso que se ha conseguido nunca. Para hacerlo, la misión estudia la composición, formación y evolución dinámica y química de nuestra galaxia. Gaia se lanzó en 2013 desde la base espacial de Kourou, en la Guayana Francesa, y tiene previsto finalizar en 2020.